Hoy vence el plazo para que las empresas cancelen a sus empleados las cesantías.

Según cifras de Asofondos, durante el año pasado los colombianos afiliados a fondos de cesantías retiraron más de $4,5 billones, es decir, 15,9% más con respecto al 2015.

Estos dineros fueron utilizados como seguro de desempleo por terminación de contrato, para fines educativos y compra, liberación de deuda o mejoramiento de vivienda.

El no pago de esta prestación social en el plazo establecido acarreará multas para las empresas como lo advierte Jorge Llano, director de Estudios Económico de Asofondos "por cada día adicional que se demoren pagando tiene que pagar un salario diario a la persona como sanción por la demora en la cancelación de las cesantías".

Es el Ministerio de Trabajo la entidad encargada de vigilar el pago oportuno de esta prestación, y allí podrán dirigirse los trabajadores para interponer sus quejas y/o reclamos.

De acuerdo con Asofondos, el 35,7% de las cesantías retiradas en 2016 se utilizaron por terminación de contrato.

"En las cesantías se cuenta con un ahorro fijo que no afecta el flujo de caja mensual y que con seguridad se convertirá en su mejor aliado para alcanzar las metas o para enfrentar posibles eventualidades", agregó Llano.