Cargando contenido

El sector petrolero espera invertir más de 600 millones de dólares para los pilotos de fracking.

Fracking, actividad que se utiliza para la explotación de hidrocarburos.
Fracking, actividad que se utiliza para la explotación de hidrocarburos.
AFP

La Asociación Colombia del Petróleo (ACP), señaló que con la reglamentación de los Proyectos Piloto de Investigación Integral (PPII), el sector empezará a adelantar los procesos y permisos para empezar los pilotos el próximo año.

Ahora la industria está esperando que los Ministerios de Ambiente y Salud, así como la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) expidan las regulaciones que se deberán tener en cuenta en materia social, ambiental, de salud, entre otros.

La asociación señaló que de superarse satisfactoriamente la etapa de los pilotos, el país podría iniciar la explotación comercial a través de fracking hacia el 2022.

Vea también: Listo el decreto que regula el desarrollo de pilotos de fracking en el país

"Aguardamos con una mirada muy positiva la expedición de la regulación para poder arrancar el próximo año ojalá los pilotos, y que estos no solo nos indiquen la dimensión de estos yacimientos sino que podamos avanzar hacia una fase de explotación, que en ese caso sería hacia el año 2022", afirmó Francisco Lloreda, presidente de la ACP.

El líder gremial agregó que si estos pilotos pasan a la etapa de explotación comercial, podrían aportar una producción cercana a los 450.000 barriles de petróleo diarios y abastecer a Colombia por más de 25 años.

Las empresas encargadas de hacer los pilotos de fracking en el Magdalena Medio y la cuenca baja del César serían Ecopetrol, ConocoPhilips, Exxon Mobil y la Drummond, que invertirán alrededor de 650 millones de dólares en los mismos.

Lea también: Hollman Morris dice que Claudia López fue quien aumentó la tarifa de Transmilenio

El líder gremial también afirmó que sería 'irresponsable' que el país perdiera su autosuficiencia energética, si cuenta con un potencial importante de petróleo y gas en el subsuelo, pues de concretarse esta situación aumentarán los costos de los combustibles que reciben los hogares colombianos.

"Estaremos expuestos a un gas más costoso en los hogares, a nivel vehicular, para la generación de electricidad, para las industrias", señaló Lloreda.

Además, a las arcas del país dejarían de ingresar alrededor de 60 billones de pesos, porque la Nación ya no recibirá regalías por la explotación de Hidrocarburos y además el país dejaría de ser uno de los principales exportadores de petróleo y gas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido