Cargando contenido

Según Fenalco, para esta época las ventas en las papelerías aumentan hasta un 40%.

Flickr Útiles escolares
Flickr Útiles escolares

El gremio de los comerciantes (Fenalco) reportó que con la llegada de la temporada escolar que mueve cerca de 450 mil millones de pesos en los meses de enero y febrero, los sectores de las papelerías aumentan sus ventas hasta en un 40%.

De acuerdo con un estudio del gremio, los precios de los útiles escolares varían de acuerdo a factores como la calidad, cantidad, diseños, estilos, marcas, empaque y el lugar donde se compren. En el mercado se encuentran cuadernos que van desde $2.000, cajas de colores desde $6.000 y plumones desde $4.000. 

Le puede interesar: Aborto en Colombia: persisten barreras y falta de reglamentación en los casos permitidos

Teniendo en cuenta lo anterior, el gremio estima que el regreso a clases puede representar a los padres de familia compras promedio entre $350.000 y $620.000 para la adquisición de los útiles escolares.

Según sondeos del gremio, las papelerías de barrio y zonas especializadas como San Victorino, son los lugares preferidos para realizar estas compras, seguido por almacenes de cadena. La tarjeta de crédito es el medio de pago predilecto, además de la tarjeta débito o el efectivo. Los bonos y subsidios de cajas de compensación también son utilizados en menor proporción, para pagar los útiles. 

Lea además: Nicolás Jarry, suspendido provisionalmente por dopaje

Desde el gremio de los comerciantes, la recomendación es “comprar los útiles en establecimientos comerciales reconocidos y de confianza para evitar falsificaciones o productos de mala calidad que no tienen un control mínimo de calidad y que pueden incluso poner en riesgo la salud de los estudiantes”, advirtió Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá.

Para Andrés García, representante del sector ante la Junta directiva del gremio, “es nuestra responsabilidad emprender acciones que ayuden a mitigar el impacto negativo que pueda producir los productos que comercializamos, cuando finalicen su vida útil. Invitamos a más instituciones educativas que se unan a esta iniciativa y así sigamos educando a los niños en cuidado del medio ambiente y en ser responsables con los productos que ya no utilicen”.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido