Cargando contenido

Según organismos internacionales el lavado de activos maneja recursos en Colombia superiores a los $ 20 billones.

Fútbol colombiano
Envigado Fútbol Club salió oficialmente de la lista Clinton.
Colprensa

Con el fin de minimizar la posibilidad de que en los clubes profesionales de fútbol colombiano se introduzcan recursos provenientes del lavado de activos, los equipos vigilados por la Superintendencia de Sociedades están obligados a adoptar el Sistema Integral de Prevención de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (SIPLAFT).

Según conoció RCN Radio, de acuerdo con la normatividad vigente, los equipos están en obligación a adoptar los controles pertinentes sobre operaciones, negocios y contratos que se hayan realizado o se intenten realizar para evitar que sean utilizados para dar apariencia de legalidad a actividades ilícitas.

Según fuentes de la Superintendencia de Sociedades, “los clubes de fútbol están obligados a cumplir con las normas establecidas por las autoridades económicas y deportivas, para prevenir y detectar este tipo de delitos”.

Para este fin, las instituciones deportivas (en este caso los equipos de fútbol) deberán adoptar medidas para controlar los riesgos a que estén expuestos, y reportar los posibles casos ante la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF).

Cabe recordar que tras la entrada en vigencia de la ley del deporte, la mayoría de los equipos de fútbol se transformaron en Sociedades y por lo tanto, quedaron sujetos a la inspección, vigilancia y control de dicha Superintendencia.

En la actualidad cuatro de estas instituciones deportivas adelantan procesos de insolvencia ante la entidad,  que viene haciendo un seguimiento permanente a sus estados financieros y a su situación jurídica.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido