Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Agricultores de Repelón exigen mejoras en el servicio de energía
Archivo Alerta Tolima

Claudia Calero, presidenta de la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (Asocaña), manifestó su preocupación para el sector agrícola del país, debido a la escasez creciente de mano de obra en las zonas rurales.

Calero señaló que esta tendencia no solo afecta al sector agroindustrial de la caña de azúcar, sino que también repercute en todas las ramas de la agricultura colombiana.

“Los datos proporcionados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) revelan una disminución significativa en la población rural, pasando del 31% en 1990 al 23% en 2020”, señaló Calero.

Lea también: MinAgricultura pide que caiga todo el peso de la ley a redes de tráfico de aletas de tiburón

Esta reducción poblacional, según la representante gremial, representa un desafío multifacético que requiere una respuesta integral por parte de los actores del sector agrícola.

Desde la perspectiva de la oferta laboral, Calero destaca la importancia de retener y atraer mano de obra hacia las actividades agrícolas en el campo colombiano. Para lograrlo, enfatiza la necesidad de implementar estrategias que "enamoren a la gente que queda en el campo para que se quede". 

Ante esto, destacó que no solo se trata de generar oportunidades laborales, sino también de fomentar el avance de la ciencia, la tecnología y la innovación en el ámbito agroindustrial, con el propósito de hacerlo más competitivo y viable en el futuro.

Por otro lado, desde la perspectiva de la demanda laboral, Calero subraya la importancia de cerrar las brechas de conocimiento entre los agricultores. “Es fundamental que estos estén capacitados en aspectos básicos de gestión de recursos naturales, uso de herramientas tecnológicas y maximización de ganancias”, sostuvo Claudia Calero. 

Lea también: MinAgricultura destacó que el sector agropecuario impulsó el crecimiento del PIB en 2023

Asimismo, recalcó la necesidad de políticas gubernamentales e institucionales que fomenten la inversión en investigación y desarrollo agrícola, así como en programas de formación y capacitación para los trabajadores rurales.

Calero destacó los avances logrados en la implementación de tecnologías de corte mecanizado en la industria cañera, que han permitido reducir la dependencia del trabajo manual. “La mecanización y la tecnología emergen como soluciones clave para mitigar la escasez de mano de obra en el campo colombiano”, añadió.

Sin embargo, enfatizó la importancia de capacitar a los jóvenes rurales para que puedan aprovechar estas tecnologías y contribuir al desarrollo sostenible del sector agrícola.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.