La multinacional canadiense Brookfield Asset Management desembolsará este viernes los cerca de 2 mil millones de dólares por la compra de la electrificadora Isagen, luego de ser el único oferente en el proceso de subasta que se llevó a cabo el pasado 13 de enero. En el transcurso del día, la Nación recibirá estos recursos correspondientes al 57.6% de las acciones que fueron adquiridas por la canadiense, por un valor de 6.49 billones de pesos. A partir del momento en que se realice el pago, Brookfield tomará el control de Isagen. La confirmación sobre la realización de la transacción la hizo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, desde Davos en Suiza, donde participa en el Foro Económico Mundial. Isagen es una de las empresas más importantes para el sector eléctrico del país, tiene siete centrales de generación de energía, seis de ellas hidroeléctricas y una térmica, con una capacidad instalada de producción de 3.032 MW, que aportan el 16% de la energía que el país necesita. La empresa tiene además en estudio cuatro proyectos hidroeléctricos que duplicarían su capacidad instalada pues suman 3.430 MW, así como dos geotérmicos, uno de ellos binacional con Ecuador, llamado Tufiño-Chiles-Cerro Negro, y pretende construir un parque eólico en La Guajira, departamento en el extremo norte del país.