Cargando contenido

Foto: AFP


Siempre que hay cambios en la cotización del dólar, algunos sectores se ven beneficiados y otros tienen que padecer dicha coyuntura. En esta oportunidad, con un dólar a $2800, gremios como el exportador comienza a prender las alarmas por los efectos económicos que para esta actividad trae una caída en la divisa norteamericana.

Según dijo el presidente de Analdex, Javier Díaz, "ante esta coyuntura siempre se acude a las coberturas cambiarias, así los exportadores estén pensando que el dólar va subir. Y lo segundo, tener un apoyo del gobierno, con la disminución de costos y tener menos trámites, además es necesario diversificar más, porque ahora con los precios internacionales del petróleo, entonces se puede dejar atrás este objetivo".

La otra cara de la moneda la vivirán los ciudadanos de a pie, sobre todo los que compran productos importados y viajan hacia el exterior. Ellos tendrán un alivio en el bolsillo, por cuenta de un dólar más barato.

Así lo explicó el directivo de la firma Fenix Valor, Orlando Santiago, quien sostuvo que "Estamos recuperando capacidad adquisitiva e incluso, la inflación que fue el dolor de cabeza del gobierno entre el 2015 y el 2016 también sentirá un alivio porque muchos productos de la canasta familiar vienen en dólares y en la medida en que la tasa de cambio baje, esto se trasladará hacia los colombianos".

La divisa norteamericana se negoció en promedio a $2782. Estos son $38 por debajo de la Tasa Representativa del Mercado de $2820.

Además, la moneda cerró la jornada ene $2790. El precio máximo alcanzado por la divisa fue de $2800 y su mínimo de $2759.