Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fenalco propuso una reforma laboral.
Cortesía

Tras el reciente acuerdo alcanzado por los congresistas y el Gobierno Nacional de un eventual desmonte del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a algunos productos de la canasta familiar, expertos aseguran que habría un efecto en el Presupuesto General de la Nación para 2019.

Según Fedesarollo, con el panorama actual es inevitable que se haga un recorte al presupuesto teniendo en cuenta que hay un faltante de $14 billones y que gran parte de este dinero iba a ser recaudado a través del IVA.

Ante esta nueva situación, el ministerio de Hacienda deberá definir cómo reacomoda los recursos asignados anteriormente a los diferentes sectores.

“Hay que recortar algunas cosas. ¿Qué se puede recortar?... algunos programas sociales o algunos proyectos de inversión que estaban incluidos en el presupuesto y que de alguna manera quedaron sujetos a que se encontraran los recursos por la vía de la ley de financiamiento”, explicó Camila Pérez, subdirectora de Fedesarrollo.

Lea también: De 3 a 4 por ciento sería el impacto inflacionario con nueva reforma tributaria

Otra de las alternativas es que se logre acordar la implementación o aumento en  algunos impuestos que suplan los recursos que están haciendo falta para financiar varios de los programas contemplados en el presupuesto.

Además, el centro de estudios económicos advierte que el país puede estar en riesgo de incumplir con su meta de déficit fiscal que para 2019 debería ubicarse en el 2.4%.

“El problema es que en este momento la reforma se quedó con todo lo que resta al recaudo, es decir, la reducción de la tarifa corporativa... algunas exenciones que se estaban dando para ciertos sectores y por lo pronto no existen los recursos que sumen, eso lo que implica es que no se cumple con el déficit fiscal en el mediano plazo”, señaló la experta.

Le puede interesar: Congresistas piden que se aplacen recursos faltantes en presupuesto de 2019

Por otra parte, la firma Raddar manifestó que esta decisión es una buena noticia para el bolsillo de los colombianos, pues no se afectará el consumo ni la confianza de los hogares en el mediano plazo.

Si tu le dices a la gente que va a haber cambios en el IVA la gente se asusta mucho, deja de comprar y hacer eso en noviembre y diciembre es una mala noticia. Si se aumentara el número de productos que pagan el impuesto haría que los hogares tuvieran que reasignar su gasto en el próximo trimestre”, señaló Camilo Herrera, presidente de Raddar.

Para la red Justicia Tributaria, en caso de un eventual desmonte de la ampliación del IVA a la canasta familiar, el Gobierno cuenta con varias alternativas para financiar el huevo fiscal que hay.

Hemos planteado más de diez fuentes alternativas de financiación que tienen que ver con la eliminación de exenciones tributarias, el cobro de remesas de las utilidades empresariales, de dividendos, impuestos a las herencias, tarifas diferenciadas para pequeñas, medianas y grandes empresas”, manifestó Mario Valencia, miembro de Justicia Tributaria.

En internacional: Maduro lanza propuesta a universitarios colombianos en medio de protestas

El experto además dijo que con este escenario cada hogar colombiano se ahorraría en promedio  69 mil pesos mensuales, si se mantiene el sistema actual del IVA.

Ahora el Gobierno y el Congreso deberán definir los mecanismos mediante los cuales recaudarán los recursos necesarios para financiar varios de los programas sociales. 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.