Foto: Archivo Colprensa



La Sociedad de Agricultores de Colombia ( SAC) emitió un campanazo de alerta tras la imprevista llegada del Fenómeno de La Niña que podría afectar a varios sectores del agro, los cuales se encuentran desamparados ante cualquier eventualidad climática por falta de recursos para el seguro agrícola.

Este año el seguro tan solo será de $4 mil millones lo que significa una reducción superior al 90% frente al 2017 cuando estos ascendían a los $45 mil millones.

El presidente del gremio, Jorge Bedoya, advirtió que este año la situación del agro puede ser complicada si este inusual Fenómeno de La Niña se junta con la temporada de lluvias.

"El exceso de lluvias puede llegar a afectar a sectores como la papa, cereales, arroz, maíz, caficultura, porque en la medida que llueva mucho la humedad aumenta lo que significa un control más estricto en materia de hongos, plagas y enfermedades lo cual incrementará los costos y si a eso se le suma la mala decisión del Gobierno Nacional de reducir en más del 90% los recursos para el seguro agropecuario este año la situación puede llegar a complicarse para el sector agropecuario", dijo.

Bedoya le hizo un llamado al Gobierno Nacional a destinar más recursos para amparar las cosechas.

"El llamado al Gobierno nacional es para que destine los recursos que se necesitan que son mínimo de 70 mil millones de pesos para los seguros de cosecha, ojalá no tengamos que repetir la historia que se dio en el año 2010 cuando el Gobierno tuvo que invertir más de 5 billones de pesos para compensar a los agricultores afectados por el fenómeno de La Niña", señaló

Por su parte el ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga afirmó que $4 mil millones son irrisorios para amparar las cosechas por lo que se le propuso al Ministerio de Hacienda que los excedentes del Banco Agrario y Finagro sean utilizados para cubrir el seguro agropecuario, lo que significaría $50 mil millones de pesos.

Entre tanto, el presidente de Fasecolda, Jorge Humberto Botero, sostuvo que es una lamentable realidad para el campo ya que los seguros que se están venciendo no se están volviendo a renovar por falta de financiación estatal.

“El Gobierno está haciendo los esfuerzos necesarios para poder aumentar estos subsidios, si no se hace , prácticamente estos se perderán ya que estos seguros siempre han sido subsidiados por Finagro”, señaló.

Botero agregó que es grave que los agricultores no tengan la manera de amparar sus cosechas, las cuales son vulnerables ante cualquier cambio climático.