Cargando contenido

Se establecieron recomendaciones especiales para realizar estas jornadas con la debida bioseguridad.

Zona de ganado en Colombia
Zona de ganado en Colombia
Colprensa (Referencia)

Un protocolo de bioseguridad para el manejo y control de riesgo del coronavirus, en el desarrollo de la vacunación contra la fiebre aftosa, ha puesto en marcha el Ministerio de Salud, Fedegan, el Ministerio de Agricultura y el Instituto Colombiano Agropecuario.

Esta reglamentación está dirigida a los vacunadores, médicos veterinarios, ganaderos, entre otras personas del sector, que reanudó actividades el pasado 27 de abril.

El documento tiene como fin garantizar la cadena de abastecimiento y disminuir el riesgo de transmisión de la COVID-19 durante el desarrollo de las actividades de vacunación.

Le puede interesar: Pico y género no seguirá rigiendo en Bogotá

“Se invita a los trabajadores que intervienen en el proceso, a usar elementos de protección personal como guantes, tapabocas, gel desinfectante, blusa, entre otros elementos de seguridad y salud en el trabajo”, señala.

Por su parte, los vacunadores deben evitar el utilizar medios de transporte masivos o servicio público, por el riesgo que esto representa para la persona, sus familias, los predios ganaderos y la comunidad en general.

“Por esta razón, debe verificarse el transporte con que se cuenta: vehículo institucional, bicicleta o moto”, señaló.

 

El Ministerio de Salud estableció además otras recomendaciones para el desarrollo de la vacunación:

- Informar a la ciudadanía del plan de vacunación.

- Las personas que acompañen la vacunación no deben ser población vulnerable: mayores de 60 años, mujeres en embarazo o con enfermedades como diabetes, hipertensión, cáncer, entre otras.

- Tampoco debe acompañar la vacunación alguna persona con covid-19 o con síntomas respiratorios.

- Monitorear a diario el estado de salud de los vacunadores u otro personal que intervenga en la actividad.

- No saludar de mano, beso o abrazo.

- Al momento de recibir las vacunas, guardar el distanciamiento físico de dos metros.

- En las oficinas de Proyecto Local, el personal debe usar tapabocas, guantes y mantener el distanciamiento físico.

- En dichas oficinas se debe disponer de lavamanos, agua, jabón y toallas  desechables.

- En los recorridos externos, los vacunadores deben evitar las paradas innecesarias o recoger o transportar pasajeros.

- El predio o finca debe garantizar el distanciamiento físico.

- El vacunador y las personas que lo acompañen deben usar tapabocas.

- El vacunador al ingreso y salida del predio debe lavarse las manos.

- Limpiar y desinfectar los equipos y elementos que se manipulen durante la vacunación.

Lea también: Polilla gitana, el nuevo insécto gigante que preocupa al mundo

- Durante la vacunación no tocarse la cara.

- El kit de vacunación debe incluir tapabocas, guantes de látex, overol desechable o delantal plástico, gel desinfectante de manos, jabón, toallas de papel, bolsa roja para desechar guantes y tapabocas.

- Al entrar a cada predio o finca el personal debe cambiarse de ropa y de elementos de protección personal.

- El vacunador no debe ingresar a la vivienda del predio.

- No se deben compartir elementos de seguridad ni de trabajo.

- Al salir y al regresar al hogar se debe lavar las manos, lavar y desinfectar todos los elementos que trae de la calle y retirarse los zapatos al ingresar.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido