Cargando contenido

Oficinas de Electricaribe en Barranquilla. (Colprensa-Juan Manuel Cantillo)



La nueva superintendente de Servicios Públicos, Rutty Paola Ortiz, aclaró que legalmente la multinacional española Gas Natural Fenosa podría participar en el proceso de escogencia del operador que se encargará de la distribución de energía en la costa Caribe colombiana.

No obstante la funcionaria indicó que para ganar este proceso, que podría ser por licitación, la empresa tendría que aportar recursos superiores a los $7 billones.

"Los retos en este tema son gigantescos, el pasivo de Electricaribe es de 2.5 billones de pesos y las inversiones que se necesitan para mejorar el servicio son de por lo menos $5 billones", expresó Ortiz.

(Lea también: Procuraduría abrió investigación a Electricaribe por irregularidades en entrega de subsidios)


No obstante recalcó que en el tema de Gas Natural Fenosa hay "alguna posibilidad legal de que esto suceda pero en las condiciones financieras que dije; lo importante es que resulte la decisión en la estructuración que requiere la región".

Cabe recordar que hace más de un año la SuperServicios decidió comenzar con el proceso de intervención y liquidación de Electricaribe, ante las fallas en el servicio y la falta de recursos para cumplir con sus obligaciones financieras. Esta distribuidora estaba a cargo de Gas Natural Fenosa.

Panorama


La superintedente Ortiz reportó además que en diciembre pasado se presentaron 27.000 quejas contra la empresa, una cifra menor a la reportada hace ya dos años cuando en aquel entonces el número de reclamos superó los 35.000.

Señaló además que hay disponibles cerca de $250.000 millones para continuar reforzando el servicio de energía para los departamentos de la región norte del país.

Reveló que en próximos días se reunirá con los gobernadores de la Costa Caribe para socializar el proceso de estructuración de lo que será el reemplazo de esta distribuidora de energía. Dicho proceso fue ultimado por la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

Asimismo, se está trabajando con la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) para lo que será el proceso de estructuración tarifaria en esta región del país.

La idea es que en el primer semestre del año se concluya con este proceso para escoger al nuevo operador del servicio de energía para la región norte colombiana.