Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujer de compras en supermercado - Consumo
Ingimage (Referencia)

Un estudio realizado por el equipo de investigaciones económicas del banco BBVA evidencia que tras la apertura económica en la mayoría de los sectores productivos del país se ha recuperado el consumo de los hogares colombianos. 

La reactivación del gasto se ha evidenciado en las ciudades con menores restricciones de movilidad y en donde los índices de mortalidad por la COVID -19 son bajos, destacándose Medellín y Bucaramanga. 

Así mismo, el estudio se reveló un mayor dinamismo económico en los municipios que no tienen casos activos de COVID-19, lo que les ha permitido comenzar con una fase de reactivación económica acelerada. 

Lea además: Confianza de los consumidores se recuperó en mayo, pero se mantiene en terreno negativo

Sin embargo, el consumo no ha despegado en ciudades como Bogotá, Cali y Cartagena donde aún se mantienen medidas de aislamiento más restrictivas que en el resto del país, registrando un mayor rezago en el indicador. 

“La coordinación entre el gobierno central y los regionales ha sido clave en la recuperación económica. Se evidencian diferencias en el proceso de recuperación del consumo entre ciudades, departamentos y sectores”, señaló Juana Téllez, economista jefe de BBVA en Colombia.

En el caso de los departamentos de Santander, Norte de Santander, Risaralda y Meta, se refleja una mejor dinámica económica, mientras que la mayor afectación la tiene San Andrés por su elevada vocación turística.

Le puede interesar: ‘Charlie y la fábrica de chocolate’: así luce hoy el niño de la película

“Lo que podemos concluir es que la evolución del virus, el ritmo de desconfinamiento y la capacidad de implementación de la política pública, están definiendo el ritmo de recuperación de la economía colombiana que ya está en camino”, señaló Téllez.

El análisis también indica que sectores como combustible, transporte, restaurantes y vestuario comienzan a evidenciar mejoras en los indicadores de gasto, mientras que el consumo en bienes básicos como alimentos y aseo, además de medicamentos, se mantiene.   

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.