En un nuevo informe, la firma Raddar proyectó que el gasto de los hogares repuntará en los próximos meses hasta aumentar un 1,4%.

Una cifra diferente a la alcanzada en el 2016, cuando el gasto de los hogares alcanzó apenas un 0,6%.

No obstante, el informe señala que en el primer semestre el gasto estará en terreno negativo, impulsado por factores como el aumento de 3 puntos en el impuesto del IVA, la baja creación de empleo y la inflación que estará por encima del incremento salarial, del 4%.

Raddar señala que entre abril y junio se verá el cambio consolidado de tendencias a una situación más positiva, debido entre otros, al freno de inflación, una baja en las tasas de interés de productos bancarios y la creación de nuevos empleos.

El gasto al final del año sería del 11,6% una cifra muy superior al -0,5% que según Raddar se alcanzará para junio de este año.

Según señaló recientemente el director del organismo, Camilo Herrera, lo que se espera es que desde mediados de año el consumo comience a subir en el orden de un 2% para terminar el año con un 3%.

Además indicó que uno de los temas que ha generado que no se recupere el consumo está asociado a la inflación, debido a que todavía se está viviendo un pequeño efecto del coletazo del pasado Fenómeno del Niño, que azotó al país en el primer semestre del 2016.

Asimismo, otro de los puntos que ha incidido en la baja sensible en el consumo de los hogares, tiene que ver con el incremento en el impuesto del IVA, contenido en la Reforma Tributaria.

Raddar recordó que “el impacto que tuvo el aumento del impuesto sobre las ventas no se da tanto por el incremento en sí, sino por la percepción que esto creó entre los consumidores".