Foto: AFP

El Ministerio de Hacienda y la Procuraduría General de la Nación adelantaron un corte de cuentas a la información que suministran los entes territoriales sobre los aportes que se realizan al Programa de Alimentación Escolar (PAE). Según manifestó la viceministra de Hacienda, Paula Acosta Márquez, la información que se tiene sobre los aportes de las entidades territoriales no es completa, pese a la importancia de las contribuciones que los entes hacen, pues ascienden a más de $600 mil millones. “Dado que hay una participación muy significativa de las entidades territoriales, lo que queremos es buscar mejores formas para tener los datos concentrados”, señaló. Además, Acosta Márquez agregó que están recopilando los datos suficientes para identificar, no solamente el número de raciones que se distribuyen, sino cuáles son los niños y las entidades educativas que se están priorizando dentro del programa. “También revisamos cuáles eran las posibles propuestas para tener una información integral de todas las fuentes de financiación; no solamente los recursos de la Nación, sino también de las entidades territoriales”, indicó Acosta Márquez. La funcionaria también reveló que las reuniones entre las tres entidades continuarán el próximo mes, con el fin de encontrar mejores fórmulas para garantizar un excelente desempeño del programa que entrega de manera gratuita más de 5,5 millones de raciones diarias para la alimentación de los niños de todo el país. Estos encuentros se dan en el marco del pedido que hizo el Ministerio Público al Gobierno para adelantar un verdadero plan que blinde de corrupción a este programa de alimentación escolar y mejore la entrega de los alimentos a los estudiantes del país.