Pese al recorte presupuestal y de gasto público que está preparando para el año 2018, el Gobierno tiene como objetivo a corto plazo, la inversión para la implementación de la paz de 4.2 billones de pesos para los próximos dos años.

Así lo han indicado fuentes del Ministerio de Hacienda que ha señalado que estos recursos se invertirán principalmente para acelerar la reforma rural integral en los más de 170 municipios afectados por el conflicto armado los cuales entre otras tienen presencia de cultivos ilícitos.

La idea además es invertir estos recursos para mejorar temas sustanciales como el de las vías de comunicación, la salud, la educación, el agua potable y la vivienda y el desarrollo productivo.

Cabe recordar que el objetivo principal es la inversión de 130 billones de pesos para los próximos 15 años con los cuales se implementará la paz y se buscará mejorar las condiciones del país en el posconflicto.

Al margen de estos anuncios el Gobierno también ha señalado que va a recortar cerca de 5 billones de pesos en materia de gasto público para el próximo año, con el fin de ajustarse a las advertencias de las calificadoras de riesgo que han indicado que el país debe continuar con su proceso de austeridad fiscal y de reducción de los gastos fiscales.

Según estimativos del ministerio el presupuesto de gastos para el año 2018 será de 182,1 billones de pesos, sin contar con el valor del servicio de la deuda.

El gobierno y algunos expertos han indicado que se necesitará un recorte en algunas entidades y entes del gobierno central, con el fin de reforzar el ajuste del cinturón, con lo cual el presupuesto para el próximo año no tendrá un incremento significativo.

Si está hablando pues de cifras de entre 224 y 229 billones de pesos de presupuesto para el próximo año.