El Ministerio de Minas y Energía pondrá en marcha el programa PaZa la Corriente con el que llevará energía a más de 150.000 familias en los próximos 3 años, como parte de los planes para el posconflicto. Según indicó la entidad, "de acuerdo con el Plan de Indicativo de Expansión de Cobertura de Energía Eléctrica elaborado por la UPME, departamentos como Vichada, Putumayo, Vaupés, Guaviare, La Guajira y Chocó tienen índices bajos de cobertura". PaZa la Corriente se llevará a cabo con una inversión por parte de empresas privadas y del Gobierno, que equivale a cerca de $2.5 billones. El Ministerio señaló que estas han sido zonas impactadas directamente por el conflicto armado, razón por la cual tienen una probabilidad alta de ser priorizados. Según el ministro Germán Arce, “tenemos un gran reto para llevar luz a los lugares más alejados y pobres del país, donde aún hay mujeres y hombres cocinando con leña, y niños estudiando con velas. Debemos seguir avanzando en cobertura energética porque es la mejor forma de mejorar la calidad de vida de miles de colombianos". El alto funcionario manifestó que en 1995, existía un 77% de cobertura; para 2014 ya se tenía 97% y, con PaZa la Corriente esa brecha se cerrará aún más. Este programa llegará a las poblaciones que no tienen energía y que podrían conectarse a la red por estar relativamente cerca; y por otro lado, a las poblaciones que viven en lugares remotos como caseríos en medio de la selva, por donde sería imposible pasar torres y cableado, y a los que se debe atender con otro tipo de fuentes de generación eléctrica como la solar. "Para que PaZa la Corriente funcione el Ministerio de Minas y Energía ha tomado diversas medidas para estimular la inversión privada, como la reglamentación de los incentivos tributarios, la destinación de dos fondos de recursos públicos y la regulación apropiada de las actividades de distribución y comercialización de energía eléctrica", explicó el Ministro.