Como parte del Marco Fiscal de Mediano Plazo que presentó el Gobierno, se decidió revisar a la baja la proyección de crecimiento del país para este año, que estaba en el 2,5% y que ahora pasa al 2,3%. Así lo presentó el viceministro de Hacienda, Andrés Escobar, quien dijo que en parte la decisión giró en torno a la cifra de crecimiento de 1,1% que se reportó en los primeros meses del año. Por los lados de la inflación, la proyección que tiene el Gobierno para este año es que se llegue a un costo de vida de 4,1%, "es decir que no se alcanzará la meta del rango establecido por el Banco de la República", sostuvo Escobar. En cuanto a la tasa de cambio, el Gobierno espera un dólar de $2.977 al cierre del año. Y para 2018 que sea de $2.930. Así mismo, el Ejecutivo proyecta un precio del petróleo de 51 dólares el barril para final de año, y para el 2018, de 60 dólares. Se espera además una producción promedio de petróleo de 840 mil barriles. En cuanto a la meta de recaudo, el Gobierno espera recoger este año 129 billones de pesos, 3.4 billones más que lo proyectado hace un año. "Esto debido a la Reforma Tributaria, aprobada el año pasado", indicó el alto funcionario.