Cargando contenido

El Ministerio de Hacienda afirmó que no se opone a esta ley, pero pidió algunas reformas.

Análisis económicos - Economía
Ingimage (Refencia)

En medio de la plenaria de la Cámara de Representantes el viceministro de Hacienda Luis Alberto Londoño, afirmó que el Gobierno Nacional no se opone a la Ley de ´borrón y cuenta nueva´ que cursa su trámite en el Congreso de la República. 

Sin embargo, el alto funcionario solicitó incluir tres iniciativas en este proyecto de ley, con el fin de que no se aumenten las tasas de interés y para evitar que las familias de bajos ingresos no puedan acceder a los préstamos financieros. 

La primera de las propuestas es que durante este año no se reporte en las centrales de riesgo a ningún ciudadano que se cuelgue con el pago de sus créditos, teniendo en cuenta la coyuntura que afronta el país por la pandemia de la COVID-19. 

Lea además: "Deberían extender subsidio a independientes afectados por crisis": Mauricio Cárdenas

Pero esta medida está condicionada a que las personas que no puedan cumplir con el respectivo pago se acerquen a las entidades con las que tienen la deuda y lleguen a un acuerdo de pago. 

“No es lo mismo una persona que está con la intención de pagar, que la persona que se esconde, hagamos un ajuste en este sentido para que la persona que tenga la voluntad de pagar se acerque y de a conocer su situación y no incentivemos la cultura del no pago”, explicó el alto funcionario. 

Otra de las peticiones es que las personas que entren en mora, es decir que hayan incumplido con el pago de su obligación por más de tres meses, estarán reportados ante las centrales de riesgo el doble del tiempo del que tardaron en cubrir la deuda. 

Lea también: Empresas que se colgaron con impuestos ya pueden acceder al acuerdo de pagos

“Aumentemos el período máximo en el que pueden o van a quedar reportados de dos a cuatro años, como venía inicialmente el proyecto, y digamos que es el doble del tiempo, así el que estuvo 30 días en mora estará reportado durante 60 días,  con un máximo de 4 años”, afirmó Londoño. 

La tercera propuesta está enfocada en castigar a aquellos deudores que nunca mostraron una voluntad de pago, “no tiene sentido que una persona que no hizo el esfuerzo por pagar lo premiamos y desaparezca esa información a los cinco años, lo que queremos es que esos periodos se aumenten a un máximos de 10 años”, concluyó el Viceministro de Hacienda. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido