La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet) interpondrá una acción de tutela para que se suspenda la consulta popular petrolera en el municipio de Cumaral, en el Meta. Para el gremio, es fundamental que haya seguridad jurídica en el país y que se tenga en cuenta que en el sector petrolero también hay familias y personas que viven del negocio en los diferentes campos de este entorno. Entre los argumentos esgrimidos en la acción legal está el derecho al trabajo y al desarrollo de la actividad petrolera con responsabilidad. Acipet indicó que el sector ha venido saliendo de una crisis complicada por los precios internacionales del crudo y a esto se ha sumado la decisión de la justicia y de las reglas democráticas que han perturbado el buen curso de los proyectos petroleros. El Gobierno, por su parte, anunció que buscará en esta legislatura presentar un proyecto de ley para aclarar las normas de inversión minera y petrolera del país. Según señaló recientemente el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, es necesario "darle una regla clara a los inversionistas, debería quitar parte de esa incertidumbre que se ha generado por el activismo de algunos tribunales y cortes y por estas consultas, así como la sensación de riesgo que se está observando. A los inversionistas hay que darles una regla clara". Entre los proceso de consultas populares más recientes están la de Cajamarca, Tolima, Paujil, Caquetá, Marmato, Caldas y Piajo, Quindío.