Como preocupante calificó el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, la sanción de la Superintendencia de Industria y Comercio a los ingenios azucareros. Para el dirigente gremial, "cualquier multa que supere las utilidades del sector es una multa que evidentemente termina desbordando su capacidad coercitiva sancionatoria y además pone en peligro la estabilidad de un sector que por años ha producido una buena cantidad de empleos y de actividad Industrial muy importante para el país". Mac Master sostuvo que por ahora los sancionados pueden acceder a un recurso de reposición para apelar la medida. Por su parte, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia SAC, Rafael Mejía manifestó sobre la sanción que " aparentemente no se tuvo en cuenta por parte de la Superintendencia una información que los ingenios presentaron oportunamente y por tanto esperamos que todo se solucione de la mejor forma posible". Expresó “que ni las empresas, ni el sector tiene la facultad Incluyendo a la SAC de autorizar o de prohibir la importación de productos como el azúcar". Señaló que esta es una potestad que solo tiene el Gobierno y por tanto hace parte del libre mercado. La multa por un presunto caso de cartelización empresarial superó los 320 mil millones de pesos. Nueva multa de SuperIndustria por cartelización empresarial La Superintendencia de Industria y Comercio sancionó a 12 ingenios del azúcar, por presunta “cartelización empresarial”. Las multas impuestas por el organismo de vigilancia del Estado superan los 320 mil millones de pesos. La medida incluye la sanción a 14 altos directivos del sector. Según señaló el superintendente Pablo Felipe Robledo, “la sanción se da por haber incurrido durante varios años en una conducta concertada, continuada y coordinada para obstruir importaciones de azúcar de otros países hacía Colombia, concretamente Bolivia, Guatemala, El Salvador y Costa Rica“. “Adicionalmente, se evidenció el interés de los investigados por asegurar y mantener el control sobre los excedentes de azúcar de los principales ingenios de la región para que no pudieran ser exportados a Colombia“, sostuvo Robledo. El directivo además indicó que “para la imposición de las sanciones se tuvo en cuenta como agravante que algunos de los ingenios y personas naturales sancionados multados, habían sido declarados responsables en el año 2010 por cartelización en los precios de compra de la caña de azúcar a los cultivadores“. El organismo señaló que “los ingenios investigados han actuado coordinadamente y se han comportado en el mercado, en algunos casos, como un bloque, eliminando la competencia que debería existir en un sector en el que participan varios jugadores con facultades para competir vigorosamente“. Aclaró que las sanciones a los ingenios “no superan el 7 % de sus ingresos operaciones anuales ni el 7 % de su patrimonio“. (Lea aquí: Nunca hemos impedido importaciones de azúcar: Riopaila Castilla) Sanción de la SIC es injusta: Apoderado de ingenios Como una sanción injusta calificó el abogado Néstor Humberto Martínez, apoderado de los ingenios azucareros a los que le fue impuesta una sanción por presunta “cartelización empresarial“. “En 2012 la Superintendencia de Industria y Comercio dijo que no había tal cartelización de precios. Ahora en la resolución que nos han informado dice que no hay una cartelización en materia de cuotas de producción, pero sí hay una presunta cartelización en materia de importaciones de azúcar y se menciona el caso de Costa Rica, Salvador y Guatemala, no conocemos de estos casos“, expresó el jurista. Martínez manifestó que no existe ninguna prueba sobre ese supuesto ‘cartel’ o competencia desleal para impedir la importación de azúcar en el país. “Lo que dicen es que hay una supuesta “cartelización” en materia de importaciones de azúcar y se menciona el caso de Salvador, Costa Rica y Guatemala, pero no conocemos ninguna prueba que hable de Salvador y Guatemala…” dijo. Agregó que incluso los exportadores de Costa Rica han desvirtuado esas tesis, a través de documentos juramentados en los que niegan dichas irregularidades. “… Por el contrario en Costa Rica, los propios exportadores han certificado y han declarado bajo juramento que nunca han tenido restricciones para que haya exportaciones de azúcar hacia Colombia” sostuvo. Señaló que la multa por 250 mil millones de pesos representa todas las utilidades del sector en los años 2013 y 2014, y la mitad de las del 2015, “es decir, es una multa que deja sin la riqueza a un sector importante de la economía colombiana“. El apoderado sostuvo que cuenta con todos los argumentos para convencer a las autoridades del error cometido por esta sanción. “De perseverar en el error esto decretaría la pena de muerte a un sector productivo y tradicional de la economía colombiana“. Apuntó que los abogados de los ingenios pueden acceder al recurso de reposición para rebatir la sanción.