Cargando contenido

Esto significa un aumento superior al 11%, según el reporte de la firma Raddar.

Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Archivo.

El gasto de los hogares colombianos, durante el mes de febrero, se ubicó en 7,3% frente al mismo mes del año anterior en términos reales, lo que supone un incremento de 11,3% en pesos, así lo informó el centro de estudios Raddar.

De acuerdo con el informe, la cifra para febrero no corresponde a una serie desestacionalizada y se ve reflejado el impacto del día adicional con el que contó el segundo mes del 2020, en donde se reportó un gasto total de 64.5 billones de pesos, mientras que en febrero de 2019 fue de 57.9 billones de pesos.

“Ya termino el ajuste de las caídas del gasto de 2016 y 2017. Esta desaceleración del crecimiento del gasto, no es un freno, ni una caída del gasto: es una ajuste de tendencia pues el gasto seguirá creciendo pero a tasas menores que las observadas entre junio y diciembre de 2019”, se indica en el reporte.

También puede leer: Hogares colombianos gastaron más de $700 billones en 2019

El informe también destaca, que los grupos de gasto que reportaron mayores crecimientos durante febrero son: los gatos varios con un 8.5%, moda con 7.3% y hogar con 7.1%, siendo los gastos varios, el único grupo con crecimiento superior al del promedio.

Las ciudades intermedias, tales como Neiva, Cali, Montería y Medellín, incrementaron su gasto por encima del promedio, mientras que Bogotá, Barranquilla y Bucaramanga crecieron por debajo del promedio nacional que se ubica en 7.3%.

Lea además: Gasto de los hogares colombianos creció 7,3% en enero 

Finalmente, Camilo Herrera, fundador de la firma, aseguró que con los recientes movimientos de la economía mundial, el gasto de los hogares podría verse afectado, dada la cadena de desvalorización que genera la caída de los precios del petróleo y la subida del dólar en Colombia. 

“Cuando hay cambios en los precios del dólar, hay cambios también en la inflación del mercado y esto si le pega a los hogares. Uno podría hablar de que el impacto demora 3 o 4 meses en llegar a la inflación pero hay casos puntuales donde se ve más rápido, eso depende de cómo esté la estructura de gasto en los hogares”, añadió Herrera.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido