Según el más reciente informe del Dane, las importaciones en el último año bajaron más de un punto porcentual, al pasar de -15,6% a -17%.

Esto quiere decir que la compras del país en 2015 eran de US$54.057, 6 millones y hace un año alcanzaron los US$44.889,4 millones.

No obstante, el reporte del Dane indicó que las importaciones de productos agropecuarios, alimentos y bebidas aumentaron un 4,1%, al pasar de US$6.019.0 millones en 2015 a US$6.265,2 millones en 2016.

Según el Dane, las principales contribuciones se registraron en bebidas y tabacos con 32,7 %, azúcares, preparados de azúcar y miel con 122,7 %, aceites, grasas y ceras de origen animal y vegetal con 21,9 %, productos lácteos y huevos de aves con 58,3 % y productos y preparados comestibles diversos con 5,5 %.

Entre tanto, las importaciones de manufacturas registraron una variación de -19,1 %, al pasar de US$41.934,2 millones en 2015 a US$33.921,9 millones en 2016.

Por su parte, las importaciones del grupo de combustibles y productos de las industrias extractivas pasaron de US$5.992,0 millones en 2015 a US$4.562,1 millones en 2016; esto significa una caída de -23,9 %.

Estados Unidos participó con el 26,5 % del total registrado en 2016; le siguen en su orden China, México, Brasil, Alemania y Japón.