Según la Autoridad Nacional de Pesca, ya se han realizado más de 60 operativos a nivel nacional.

Consumo de pescado
A Bogotá llegan diariamente en promedio 50 toneladas de pescado.
Foto: Colprensa

Mientras para esta misma época en el 2017 se incautaron más de 800 kilos de pescado por no cumplir con las normas de calidad, este año tan sólo se han aprehendido 150 kilos, lo que significa una reducción del 80% según reveló el director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), Otto Polanco.

El funcionario señaló que ya se han hecho más de 60 operativos en diferentes regiones del país y agregó que se seguirán haciendo las inspecciones e incluso en semana santa.

“Estamos viendo un compromiso grande en el tipo de pescado que se está comercializando, esto indica que se vende un pescado de buena calidad, sin embargo, seguiremos realizando los operativos durante la Semana Santa y también este fin de semana,con el objetivo de seguir manteniendo esta tranquilidad” dijo Polanco a RCN Radio.

El director de la Aunap hizo un llamado a los productores de la región a respetar el volumen de toneladas de producción anual, teniendo en cuenta que en la época de Semana Santa la dinámica de comercialización se incrementa drásticamente. Solo por citar un ejemplo, la Corporación de Abastos de Bogotá (Corabastos), reportó que durante el periodo de Semana Santa 2017 se comercializaron alrededor de 400 toneladas de pescados y mariscos, y las ventas aumentaron hasta en un 80%.

De acuerdo a las estimaciones realizadas por Corabastos, en la Semana Mayor, podrían ingresar a la Central alrededor de 720 toneladas de pescados y mariscos, cifra que superaría los promedios previstos para el 2018, ventas cercanas a las 50 ton/día, y el ingreso alcanzado durante el mismo periodo en el año 2017 (400 toneladas).

Por su parte, la directora de la Regional Aunap Bogotá, Nataly Toro, señaló que, aunque la entidad realizará controles en toda el área de influencia, se intensificarán las acciones en el Huila, más exactamente en la Represa de Betania, donde la piscicultura es uno de los principales sectores de la económica departamental, al tener una importante comercialización de producto a nivel nacional e internacional.

“Nuestro propósito en Betania es controlar el cultivo de mojarra roja y negra que no debe superar las 22 mil toneladas, evitando una sobrecarga que ponga en riesgo esta actividad” puntualizó.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido