Cargando contenido

Foto referencial Ingimage


La Contraloría General de la República denunció que la gobernación de La Guajira no suministró la información contable, ni los estados financieros del Sistema General de Regalías, que ascienden a $746 mil millones.

Según el gobierno seccional, porque "se produjo un fallo en la base de datos del sistema de información financiera y se borró toda la información contable".

Debido a la pérdida de la contabilidad y la no entrega de estados financieros certificados de periodos anteriores, la Contraloría no pudo establecer la veracidad de la información o el estado real de las cuentas de $746 mil millones del Sistema General de Regalías; por lo cual se dará inicio a un proceso sancionatorio y se compulsarán las denuncias que correspondan a otras entidades de vigilancia y control como son la Procuraduría General de la Nación, la Contaduría General de la Nación y a la Junta Central de Contadores".

Según el organismo de control, entre 2012 y 2016 la Gobernación de la Guajira recibió 746 mil millones de pesos en recursos de regalías.

La Contraloría pudo establecer que a diciembre de 2016, la Gobernación tenía un saldo en las cuentas maestras del Sistema General de Regalías por $109.594 millones.

Reveló además que, en cabeza de la Gobernación del departamento estaba la ejecución de proyectos por los $746 mil millones, el valor restante corresponde a los municipios de departamento.

"Los anteriores hechos son un reflejo más, de los serios problemas de transparencia que aquejan a este departamento, paraíso de paisajes exóticos y rico en carbón, gas y sal. Revelan también fuertes debilidades en La Gobernación de La Guajira en su estructura organizacional, de planeación, de control Interno, pero sobre todo de ética y buen gobierno", reclacó el organismo.

Apuntó que "la corrupción ha llevado a que en 24 años hayan pasado 12 gobernadores; solo en el último año se cuentan tres. Cuatro gobernadores han sido destituidos e inhabilitados por la Procuraduría. La debilidad institucional es evidente".