La Federación Nacional de Cafeteros alertó por los efectos que para el proceso de recolección y exportación del grano está trayendo la temporada invernal que azota a zonas cafeteras del país, así como el paro cívico que se adelanta en Buenaventura, Valle.

En el tema invernal, el gremio informó que adelanta un monitoreo constante con una red de estaciones agroclimáticas para establecer los impactos a la recolección, ya que según Hernando Duque, gerente técnico de la Federación, "puede dificultar un poco la labor de recolección (reduciendo el rendimiento de la mano de obra) y sobre todo el secado del café". 

El directivo dijo que en caso de presentarse derrumbes y taponamientos de vías, se dificulta el transporte del grano para su venta.

Duque invitó a los productores en cuyas fincas haya drenajes o cañadas de agua "a que reduzcan la velocidad del líquido en las pendientes de los lotes, mediante trinchos, para reducir así el poder erosivo del agua".

Paro

En cuanto al paro cívico de Buenaventura, la Federación indicó que se usarán puertos alternos como los de Santa Marta y Cartagena para la exportación del grano, ya que por el puerto sobre el Pacífico se transporta el 60% del café que es vendido en el exterior.

El café exportado por Buenaventura es despachado principalmente desde regiones cafeteras del sur y centro del país. “Nos anticipamos y enviamos cafés a Buenaventura para atender los zarpes que salen esta semana”, explicó Mario Vega, gerente comercial (encargado) de la FedeCafeteros.