Cargando contenido

Philip Goldberg manifestó su preocupación por la situación de la plataforma digital.

Uber
COLPRENSA

No cesa la polémica alrededor de la ida de Uber de Colombia, algo que se dio el pasado 1 de febrero en las primeras horas del día. Es de tal orden el tema que ha tomado tintes diplomáticos. 

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip S. Goldberg, manifestó su preocupación por el reciente cierre de la aplicación estadounidense, la cual dejó de operar luego de ser notificada de una sanción por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio. 

Según el diplomático, es preocupante que mientras esta empresa estadounidense se ve obligada a cesar sus operaciones, existan otras aplicaciones que funcionan bajo las mismas circunstancias. 

"Nos preocupa que una empresa estadounidense se vea obligada a cesar sus operaciones mientras que otros competidores sigan operando con el mismo modelo de negocio aparentemente", dijo el embajador. 

Lea también: Un viaje de 460 km y otras cifras que deja Uber tras su salida de Colombia

En ese sentido, Goldberg pidió seguridad jurídica para las empresas y la inversión extranjera en Colombia, lo cual atizó aún más la controversia. 

"Confiamos en que el sector privado se transforme aportando nuevas tecnologías, que abran mercados nuevos, para esto se debe proporcionar un marco para la transparencia y nivelar el campo de juego para que las empresas reciban un trato justo y equitativo", añadió. 

La compañía Uber anunció que ya presentó al gobierno del presidente Iván Duque una notificación formal de su intención de someter su caso a arbitraje internacional, conforme al Tratado de Libre Comercio (TLC).  

La intención es tratar de resolver ante esa instancia la controversia suscitada por el fallo emitido por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), el 20 de diciembre de 2019, que obligó a que dejar de operar en el país desde el 1 de febrero de 2020.

Lea también: Uber notifica al Gobierno su intención de iniciar un arbitraje internacional

Uber, a través de un comunicado, también reveló que dado a que el TLC exige presentar una estimación aproximada de los daños y perjuicios sufridos a raíz de las presuntas violaciones del Tratado. Sus cálculos preliminares indican que los daños superarían los 250 millones de dólares.   

Respecto a la decisión de la SIC de bloquear la aplicación en Colombia obligándola a dejar de operar con su servicio de transporte privado de pasajeros, Uber advierte que esto "constituye un acto de censura en contra la neutralidad de red, la libertad de expresión en Internet, y el uso de Internet".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido