La firma Kingsland Holdings le salió al paso a anuncio de Avianca sobre la vía libre que se le dio a la negociación con United Airlines para una alianza comercial estratégica, y advirtió que el retiro de su demanda es temporal “con el objetivo de enfocarse en negociaciones del acuerdo”. Pese a que Avianca señaló inicialmente que fue superado el pleito judicial con Kingsland Holdings en los estrados judiciales de Estados Unidos, el accionista minoritario de la compañía y anterior propietario de TACA, sostuvo que es necesario revisar cómo avanza la negociación. “Kingsland y otras partes involucradas acordaron no continuar el litigio con el objetivo de enfocarse en negociaciones del acuerdo que, en caso de ser exitosas, podrían resolver sus diferencias significativas y aspiran poder completarlas en un futuro cercano”, sostuvo Kingsland en un comunicado. De acuerdo con la aerolínea, la alianza con United Airlines consiste únicamente en la apertura de mercados entre ambas empresas, con el fin de que cada una pueda vender tiquetes de la otra y manejar la disponibilidad de tiquetes para sus viajeros. “En caso de que no se llegue a un consenso, la denegación “sin perjuicio” de la litigación permite que las partes traigan nuevas acciones en contra de ellos mismos tomando en cuenta tanto disputas existentes así como futuras”, indicó también Kingsland Holdings. Este accionista minoritario de Avianca Holdings S.A. señaló que lo que se hizo junto a Avianca, United Airlines y varios representantes de los mismos, fue la “denegación” sin perjuicio todas las pruebas para el litigio que estaba por llevarse a cabo en contra de las partes en la Corte Suprema del Estado de Nueva York y reiteró que la posibilidad de que esto se mantenga, depende de la consecución de “un acuerdo justo”.