La Junta Directiva Nacional de la ANDI sesionó en las instalaciones de la Refinería de Cartagena, epicentro recientemente de un escándalo por los sobrecostos en su modernización. Los miembros del organismo adelantaron un recorrido por las instalaciones del lugar, y recibieron de primera mano la información sobre la manera como funciona este complejo, que costó más de 8 mil millones de dólares. Los empresarios indicaron que esta refinería "es una de las principales jalonadoras del desarrollo industrial del país, ya que según las más recientes encuestas de la ANDI sobre producción industrial, el sector creció 5.4% en parte gracias al subsector de la refinación". Así mismo, según cifras del Dane, el sector industrial se expandió 8,5% gracias en parte a la entrada en funcionamiento de la refinería, que prendió motores en octubre de 2015.