Las ventas de productos relacionados con el regreso a clases han estado animadas. Los comerciantes del sector aprendieron que no sólo las marcas de útiles escolares o morrales se suman a las acciones.

Comercio
Colprensa

Según la más reciente encuesta de Fenalco, los comerciantes afirmaron que en enero las ventas no fueron alentadoras como se suponía.

"En enero no hubo un 'estartazo' en los consumos (contrario a lo sugerido por algunos analistas y por el Minhacienda), y la reactivación tan anhelada sigue siendo muy vacilante", señaló el gremio.

Según la encuesta, para el 33% de los comerciantes, el volumen de ventas aumentó frente al mismo periodo del año anterior, mientras que para un 24% las ventas disminuyeron. Un 43% consideró que fueron “sensiblemente iguales”. 

El reporte de distribuidores mayoristas de víveres y abarrotes, así como el de supermercadistas sugiere que las ventas, expresadas en cantidades físicas, apenas alcanzaron a aumentar. 

En contraste, las ventas de productos relacionados con el regreso a clases han estado animadas. Los comerciantes del sector aprendieron que no sólo las marcas de útiles escolares o morrales se suman a las acciones por la vuelta al colegio o a la universidad, sino otros ítems relacionados con este hecho de forma creativa.

Por ejemplo, las de aparatos electrónicos, celulares, calzado, marroquinería, alimentos para la lonchera y juegos didácticos, entre otros.

En cuanto a las expectativas para los próximos seis meses, éstas se ubicaron en enero por encima del registro de hace un año pero inferiores a las de diciembre.

La baja demanda, la carga tributaria, competencia leal y desleal, inflación, desempleo, la variación y precio del dólar, liquidez y falta de capital, contrabando, cartera, inseguridad, los costos financieros, falta de materia prima y ventas ambulantes fueron otras de las causas enumeradas por los comerciantes como las problemáticas que afectaron el sector.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido