Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Lavado de activos deja ganancias por $11 billones a la criminalidad del país: UIAF

Foto AFP


La Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) presentó un nuevo modelo para la medición del lavado de activos, realizado en conjunto con el Banco Mundial, con el fin de entender mejor esta amenaza y atender de forma más eficaz el escenario de este delito.


Así lo reveló el organismo tras indicar que las ganancias que deja el lavado de activos a la criminalidad se ha incrementado en el último año en 1 billón de pesos, ya que en 2014 el reporte de estas utilidades ilegales era de 10 billones de pesos, mientras que en 2015 la cifra aumentó a 11 billones de pesos para los diferentes grupos armados ilegales, bandas criminales y narcotráfico.


Según el nuevo modelo para medir el delito, "el lavado de dinero ha mantenido una constante y representa más del 1.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para los años 2014 y 2015".


La UIAF indicó que "con el fin de contar con una aproximación al monto del lavado de activos para los años 2014 y 2015, y dar cuenta del diferencial del lavado de activos subestimado, la Unidad ha hecho dos aproximaciones al flujo de ingresos ilegales que podrían estar siendo lavados en la economía".


Señaló que la primera contempla crimen común y narcotráfico, y la segunda busca adicionar la minería ilegal y extorsión para los años 2014 y 2015.


"La primera aproximación, retoma la trayectoria estimada por el estudio y considera que el monto del lavado de dinero se mantiene constante en 1.3 por ciento del PIB para los años 2014 y 2015, lo que en pesos colombianos correspondería a un poco más de 10 billones de pesos para el año 2014 y 11 billones de pesos para el 2015", sostiene el reporte.


Expresó además que en la segunda aproximación, se observa que incluyendo estas dos fuentes de ingreso ilegal el lavado de activos aumenta en 27%, pasando de 1,3% a 1,64% del PIB.


Historia


El nuevo modelo comenzó a ser proyectado en 2012 cuando la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), le propuso al Banco Mundial la rigurosa labor de estimar la trayectoria del lavado de activos en el país, todo un reto frente a la dificultad para considerar variables no observables frente a la disponibilidad y accesibilidad de la información y la calidad de los datos.


El organismo explicó que "conscientes de que abordar el desafío era obligatorio para proponer las políticas pertinentes de cara al fortalecimiento del sistema Anti Lavado de Activos y Contra la Financiación del Terrorismo en el país, la UIAF proyectó la creación de un modelo que permitiera estimar la trayectoria del lavado de activos en Colombia desde 1985".


Apuntó que "además de lograr un mejor entendimiento de la amenaza y plasmar cuantitativamente lo que representa para la sociedad colombiana el lavado de activos, el objetivo del modelo era crear estrategias más efectivas en la lucha contra el fenómeno y trazar una hoja de ruta para los próximos años".


El promedio de las estimaciones muestran que en términos absolutos el ingreso ilegal lavado acumulado aumentó de manera constante desde 1985 hasta 2007 y luego disminuyó hasta el año 2013 cuando se observó un nuevo aumento sostenido de este delito.