Según reveló Asobancaria, Colombia ha venido haciendo la tarea para combatir el lavado de activos. Esta lucha se ha visto reflejada en la calificación del país a nivel mundial, y que es evaluada en el informe del Basel Institute on Governance, que en el último año ha sido de 4.60, una de las más bajas en materia de influencia de este delito. El dato lo suministró el presidente de gremio, Santiago Castro, durante un congreso que sobre lavado de activos se realiza en Cartagena. Según Castro, "Colombia obtuvo una calificación de 4.60, siendo uno de los tres países que presenta menor vulnerabilidad ante este flagelo. En contraste, Bolivia, Panamá, Venezuela, Brasil, Guatemala y México son las jurisdicciones con mayor riesgo". El directivo reveló además que en el informe de Global Financial Integrity de 2015, que mide el flujo de dinero ilícito en las economías desarrolladas, Colombia ocupa el puesto 63 entre 149 países, con flujos de capitales ilícitos por US$1.475 millones. Esta cifra contrasta con la de otros países como México cuyo flujo de dineros por este delito supera los US$52 mil millones. Brasil, otro de los referentes del continente tiene flujos productos del ilícito por US$22.667 millones. Castro anunció además que el país deberá enfrentar en breve una evaluación al sistema Anti Lavado de Activos y Contra Financiación del Terrorismo que realizará el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica. "En virtud de lo anterior, Nicaragua, Panamá, Colombia, Perú y México, quienes serán evaluados en los próximos meses, deberán garantizar que sus países subsanaron las posibles deficiencias regulatorias e investigativas que tengan, prestando especial atención a las recomendaciones relacionadas con la tipificación del lavado de activos y la financiación del terrorismo", apuntó Castro.