Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cuentas
COLPRENSA

En medio de la emergencia económica por la crisis del coronavirus, el Ministerio de Hacienda aprobó la implementación de un subsidio de nómina correspondiente a un 40 por ciento del salario mínimo, es decir 351.000 pesos mensuales.

Este beneficio está siendo otorgado por el Gobierno Nacional desde mayo a las empresas que han registrado un descenso en su facturación en al menos 20%, en medio de la emergencia económica que enfrenta el país por la COVID-19.

Aunque muchas empresas han buscado acogerse al beneficio algunas no lo han logrado, debido que cometen  errores relacionados con el trámite establecido por el Gobierno, así lo evidencia un estudio de la firma BDO.

Información relacionada: Subsidio a la nómina se extiende hasta agosto por emergencia económica

Uno de los errores más frecuentes, según el informe, es la falta de documentación para demostrar la necesidad del aporte estatal, certificando la disminución del 20%, o en su defecto acudir al subsidio cuando la disminución de sus ingresos todavía no alcanza ese porcentaje.

“También se ha detectado que los empleadores no tenían registrados al 80 % de sus trabajadores en la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (PILA) para el periodo de cotización del mes anterior al momento de la postulación”, señala el estudio.

Además, las empresas han llegado a solicitar el subsidio para trabajadores que tienen suspendido temporalmente su contrato, están en licencia no remunerada o tienen una base de cotización menor a la de un salario mínimo, aun cuando en la norma se especifica que esta población no se verá beneficiada con la ayuda económica.

Lea aquí: Más de un millón de personas han retirado sus cesantías en la cuarentena

Otro error es que se postulan ante más de una entidad financiera al momento de solicitar el subsidio y que entregan la documentación pertinente por fuera del plazo establecido por el Gobierno.

“Es fundamental que las empresas hagan un uso transparente y correcto de ese aporte. Solo de esta manera se podrá ver un beneficio real, que ayude a mitigar el deterioro de las condiciones económicas generado por la pandemia”, concluye Paula Giraldo, social de la firma.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.