Cargando contenido

Foto: Archivo Colprensa



La Contraloría General de la República detectó 13 hallazgos fiscales por $20.218 millones, en el manejo de anticipos por parte del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade).

Dichos hallazgos fueron trasladados a la Procuraduría General de la Nación, señaló el organismo de control.

La Contraloría encontró, por ejemplo, obras inconclusas, cuya ejecución implica periodos de tiempo superiores a los estimados, también trabajos pendientes de entrega a las entidades territoriales y recursos otorgados en calidad de anticipo que aunque no han sido ejecutados o invertidos, se encuentran en poder de contratistas y proveedores.

La auditoría de cumplimiento realizada por la Contraloría concluyó que la gestión realizada por Fonade en la entrega, manejo, control e inversión de los anticipos de los proyectos que gerencia y en los que en su mayoría son beneficiarios de las obras los municipios, "no resulta conforme con la normatividad que regula su actividad misional en este aspecto".

"Lo anterior, debido a que la ejecución de los recursos entregados en calidad de anticipo en los contratos derivados que celebra Fonade no cumplen los principios de eficacia y celeridad, y los resultados no se logran de manera apropiada y oportuna, conforme a los objetivos y metas previstas para el beneficio de la población objetivo”, indicó el organismo.

Caso


Uno de los casos que descubrió la Contraloría fue el de la construcción de la sede territorial de la ESAP en la ciudad de Neiva, departamento del Huila. Esta obra se inició el 25 de mayo de 2015 y se encuentra suspendida desde el 4 de diciembre de 2015. Este hallazgo fiscal cuantificado en $2.855.540.993.

La Contraloría puso en la mira el manejo de los anticipos en Fonade, cuando en la auditoría regular practicada para la vigencia 2016, se estableció que el monto de los anticipos que la entidad entrega a sus contratistas (contratación derivada) no se registra, clasifica ni se presenta en los estados financieros.

"Por esta razón, el deterioro que eventualmente puede afectar estos anticipos tampoco se revela en las cifras contables de la entidad, lo cual indica que el riesgo de pérdida por la exposición a los contratistas no se evalúa ni se valora", señaló el organismo.

Indicó que adicionalmente, "se expone en mayor grado al riesgo de fraude (bajo la modalidad de apropiación indebida de activos) toda vez que, al no incorporarse al sistema de información financiera, se dificulta el seguimiento a su utilización y ejecución".

De esta manera, se determinó que Fonade no logró los objetivos de la gerencia de proyectos, dado que si bien se han invertido cuantiosos recursos por parte del Estado para satisfacer necesidades básicas de la población beneficiaria, la gestión de los proyectos que le son encomendados en desarrollo de su misión como gerente y gestor de los mismos, no alcanza el cumplimiento de los fines estatales.