La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios reveló que son más de 400 mil los colombianos que se vieron perjudicados por los ataques terroristas que han atentado contra la infraestructura de energía y petrolera del país.   Las regiones más afectadas por los hechos que han dejado a la población sin luz y sin el servicio de agua por 20 días, en promedio, son: Tumaco, Arauca, Norte de Santander, Meta, Huila, Cauca, Tolima, Cundinamarca, Antioquia y Buenaventura por su condición climáticas.   “Los daños a la población civil son tan graves, que solo en Buenaventura 400 mil personas quedaron sin energía eléctrica y en Tumaco, alrededor de 250 mil quedaron a oscuras por cuenta de estos atentados”, señaló el comunicado de la entidad.   El superintendente delegado de acueducto, alcantarillado y aseo, Jorge Carrillo, precisó que aunque este número de personas afectadas representa tan solo el 1% de los usuarios de servicios públicos, las poblaciones han sufrido incalculables daños económicos en sus regiones debido a la cantidad de días que se extendieron las emergencias.   “Los ataques contra las torres de energía en las regiones pusieron en riesgo el fluido eléctrico en los sitios en los que se presentaron las emergencias, pero además la infraestructura energética del país, pues las averías a las redes generaron costos millonarios que tardarán años en reponerse en su totalidad”, precisó.   Según la Superservicios, se “ha establecido contacto personal y de manera telefónica con cada uno de los prestadores para conocer la dimensión de las emergencias, precisar el número de usuarios afectados y las medidas de contingencia adoptadas por los mandatarios locales para garantizar el servicio a la población”.   La entidad insistió a los prestadores de servicio que “actualicen y reporten en el Sistema Único de Información (SUI) sus planes de emergencia y contingencia, de manera que se puedan prever las posibles soluciones a este tipo de afectaciones”.