Ya se han entregado recursos por más de $74 mil millones.

Farc y sus últimos días en la selva
Freddy Estiven Chica Chica fue el exguerrillero asesinado.
Foto: AFP

El presidente del Banco Agrario, Luis Enrique Dussán,  reveló que hasta el momento más de 11 mil excombatientes de las Farc han logrado abrir una Cuenta  Paz en la entidad.

Según dijo a RCN Radio el funcionario, hasta el momento  se han desembolsado  cerca de 74 mil millones de pesos.

Los departamentos donde más se abrieron cuentas fueron, Meta, Antioquia, Cauca, Nariño, Guaviare y Caquetá.

Dussán señaló que a través de esas cuentas  se consignan los apoyos económicos  del Gobierno en el marco de los acuerdos de paz, los cuales consisten en una  asignación básica de normalización de dos millones de pesos por una sola vez, y luego una renta básica que es el 90% de un salario mínimo  que se paga por 24 meses, siempre cuando no haya un contrato laboral u otra fuente de ingresos.

El presidente del Banco señaló que de las más de 11 mil cuentas, cerca de 28 fueron rechazadas ya que sus miembros,  la mayoría de ellos cabecillas de las Farc, aparecían en la lista Clinton. 

Entre ellos están: Iván Márquez, Marcos León Calarcá, Rodrigo Granda Escobar, Fabián Ramírez, Pasto Alape, Joaquín Gómez, Fabián Ramírez, Andrés París, Julián Conrado, entre otros.

El funcionario aclaró que los recursos que se  giraron a través del Banco Agrario para el partido de las Farc se hicieron a través de un titular que no aparecía en esta lista, cuyo nombre se reservó. 

Cabe recordar que hace unos días el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, reafirmó que están activos los mecanismos para no permitir que dineros ilícitos de la guerrilla terminen irrigando el sistema financiero.

Según Castro, “nosotros no permitiremos el blanqueo de esos dineros por parte de las Farc. Seguramente la guerrilla tiene esos dineros en el extranjero, en paraísos fiscales o en caletas”.

Dijo por tanto que la banca, “no le abre cuentas bancarias a la subversión ni le vamos a blanquear dineros”.

Señaló que el sector financiero sí está comprometido en la bancarización de las personas que se reintegren a la vida civil, pero una vez hayan surtido ese proceso.

“Es claro que la banca es bastante exigente al contratar personal, pero en caso de que estas personas estén plenamente capacitadas para ingresar al sector, no le quepa duda que podremos contar con ellos“, insistió.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido