Foto: Ingimage



En la más reciente edición de la Encuesta Longitudinal Colombiana de la Universidad de los Andes (ELCA), 35.713 hogares fueron consultados, revelando importantes datos.

RCN Radio resumió algunos de los más importantes datos del sondeo que permiten conocer cómo han cambiado los hogares colombianos en seis años, coincidiendo en gran parte con el contexto del proceso de paz.

La ELCA ha analizado datos y características de los hogares y familias colombianas desde el año 2010, realizando una encuesta cada tres años.

El más reciente boletín fue publicado a finales de 2017 y corresponde a datos obtenidos en 2016. El 96.6% de las microregiones rurales y el 83.3% de los entornos urbanos fueron representados.

Estos son algunos datos:

-Maternidad-

Los resultados de la ELCA revelan que la prevalencia de la maternidad a edades tempranas es mayor en microregiones rurales que en entornos urbanos.

El estudio señala que el 11% de las mujeres en microregiones rurales son madres a los 17 años, mientras que el 5% lo son en entornos urbanos.

El reporte añade que cerca del 43% de las mujeres en entornos rurales son madres a los 21 años, mientras que el indicador en entornos urbanos redondea el 27%.

Sobre lo anterior, los investigadores argumentan que “las estrategias de prevención y de generación de entornos protectores deben ser diferenciadas por zona, dada la mayor prevalencia en las microrregiones rurales”.

-Migración-

La ELCA revela que entre 2010 y 2016 uno de cada tres entrevistados cambió de dirección de residencia y uno de cada cinco entrevistados migró de municipio o vereda, al menos una vez.

En el periodo entre 2010 y 2016, el 31% de los hogares rurales habían migrado al menos una vez. En hogares urbanos la estadística es sustancialmente menor: corresponde al 9%.

-Pobreza-

En el periodo comprendido entre 2010 y 2016 los hogares aumentaron sus gastos en un 6%, lo que revela un leve crecimiento económico.

“Todas las regiones, tanto en áreas rurales como urbanas, han experimentado una sostenida reducción en el porcentaje de hogares que están por debajo de la Línea de Pobreza. Mientras que en el 2010 el 39,8% de los hogares en zonas urbanas vivía por debajo de la Línea de Pobreza, en el 2016 este número pasó a ser 26,5%”, explica el más reciente boletín de la ELCA.

Este indicador ha reducido aún más en las familias rurales. La ELCA revela que entre 2010 y 2016 el porcentaje de hogares rurales por debajo de la línea de pobreza pasó de 49% a 31.05%.

En cuanto a la tenencia de la tierra, el informe asegura que “la desigualdad en la posesión de tierras detuvo su crecimiento entre 2013 y 2016, el acceso a la tierra disminuyó en estos años. Esta situación se evidencia en que la concentración de la tierra usada aumentó de manera sostenida desde 2010, sugiriendo que cada vez menos hogares ejercen actividades agropecuarias como fuente de ingresos”.

El porcentaje de hogares no propietarios y no tenedores de tierra aumentó de 10.8% a 16.6% entre 2010 y 2016.