La Superintendencia de Industria y Comercio sancionó a las empresas Argos, Cemex y Holcim, así como a seis altos directivos vinculados a estas compañías, por el denominado “cartel del cemento”.

La sanción consiste en millonarias multas a estas empresas que superan los 200 mil millones de pesos. Esto por haber incurrido en la modalidad de paralelismo en la fijación de los precios en el mercado nacional.

El superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo explicó que tanto Argos como Cemex y Holcim, "no ofrecieron una explicación razonable y verídica que justificara estas legalidad y la manera cómo se fijan los precios al interior de dichas empresas".

El organismo de vigilancia estableció que "el precio del cemento gris en el mercado nacional, entre 2010 y 2012, se incrementó un 29,9%, mientras que la inflación causada en ese mismo período llegó apenas a 9,3%, es decir en el periodo investigado este precio del cemento se incrementó en más de un 20% y reportó ventas superiores por $8 billones".

La decisión de la SuperIndustria se suma a múltiples investigaciones y sanciones en más de 30 países que se han impuesto contra empresas cementeras por la cartelización empresarial, entre ellas España, India, Polonia, Alemania, Brasil, Argentina y Reino Unido, entre otras.

Contra Cementos Argos pesa una multa de $73.771 millones, la misma que se le impuso a Cemex Colombia, mientras que contrajo es la multa fue de $54.074 millones.

Robledo aclaró que las empresas pueden interponer un recurso de reposición el cual será estudiado por el mismo organismo de vigilancia.