El Ministerio de Trabajo acompañará a los sindicatos de la empresa antioqueña Fabricato para evitar la violación de los derechos laborales de más de 2.400 empleados, esto debido a la suspensión por 15 días de la producción, anunciada por la compañía.

La ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, dijo que como entidad que tiene funciones de vigilancia y control, junto al Ministerio de Comercio se instaló una mesa de seguimiento para atender la situación. (Lea aquí: Crisis de Fabricato no es culpa de los trabajadores: CGT)

“Estaremos absolutamente vigilantes de que las garantías se respeten, por eso vamos a escuchar a las centrales obreras y a los sindicatos de Fabricato, pero queremos que no se genere alarma en el país porque la empresa no va a entrar en un cese permanente de actividades, sino que debido al stop de mercancía que tienen van a suspender durante 15 días“, sostuvo.

En este sentido, la ministra agregó que Fabricato “no va a dejar de pagar a sus trabajadores, sino que se van a organizar internamente para arrancar, pero quieren aprovechar para revisar cosas con el Estado y eso está dentro de unos términos razonables de lo que puedo hacer cualquier otra empresa“.