Cargando contenido

La calificadora de riesgo mantiene el grado de inversión de Colombia.

Economía - Dólar
Ingimage (Referencia)

La calificadora de riesgo Moody’s Investors Service rebajó la proyección de crecimiento económico de Colombia para 2020, al igual que las firmas Standard and Poor’s (S&P) Global Ratings y Fitch Ratings. 

Inicialmente la calificadora de riesgo esperaba que el Producto Interno Bruto (PIB) llegaría al 3,3% durante este año; sin embargo, la crisis generada por el coronavirus llevaría a la economía colombiana a expandirse a penas un 0,5%, es decir, que el país va a enfrentar una desaceleración. 

Le puede interesar: Exportaciones del país caen ante menor demanda de petróleo a nivel mundial

La firma prevé además que la inflación del país terminará este año en el 3,8%, cifra que se encuentra dentro del rango meta del Banco de la República de entre el 3% y 4%; así mismo, la deuda del Gobierno general ascenderá a 57,3 % del PIB y que el déficit de cuenta corriente llegará hasta el 4,8 % del PIB.

Según Moody’s, la deuda de Colombia aumentará este año impulsada por el impacto del brote de coronavirus en el crecimiento económico, la depreciación de la moneda local y la respuesta de la política fiscal del Gobierno.

“Aunque los promedios de deuda se mantendrán en línea con la mediana de la calificación Baa para 2020, la asequibilidad de la deuda del Gobierno es más débil que la de sus pares”, dijo la calificadora.

Actualmente, Moody’s tiene a Colombia calificado como Baa2 con perspectiva estable, dos escalones por encima del grado de inversión.

También lea: Frenazo en seco de la economía por el coronavirus ya se está sintiendo: Anif

“La perspectiva estable refleja nuestra opinión de que los riesgos a la baja y al alza están ampliamente equilibrados ahora que las perspectivas de crecimiento a mediano plazo y el compromiso con la consolidación fiscal evitarán una erosión en la fortaleza fiscal del país”, indicó Moody’s.

Finalmente, advirtió que la presión a la baja sobre la calificación probablemente resultaría de continuos déficits primarios, lo que podría conducir a un aumento persistente en las métricas de deuda pública.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido