Un colectivo integrado por decenas de mujeres líderes y defensoras de Derechos Humanos del país radicará mil cartas ante la Corte Constitucional para respaldar que se declare inconstitucional la ley que fue aprobada y con la que se crean las zonas de interés y desarrollo rural, económico y social (Zidres).

De acuerdo con estos voceros, pese a que el Estado señala que el objetivo de estos territorios es impulsar el desarrollo en las regiones, no se tuvo en cuenta la titularidad de sus predios.

Los demandantes aseguran también que con este tipo de normas se están vulnerando los derechos de los campesinos y campesinas respecto a la asociación para el desarrollo rural en el país.

Cabe recordar que la demanda fue radicada por 13 organizaciones sociales del caribe tras argumentar un sinnúmero de afectaciones de género y la pérdida de autonomía territorial de los entes administrativos principalmente.

Este es el comunicado:

El próximo 09 de Mayo, mujeres lideresas y defensoras de derechos humanos de la región caribe, se darán cita ante la Corte Constitucional para radicar en el marco de la campaña “Queremos Campo Sin Ley Zidres” cerca de 1.000 cartas que respaldan una de las demandas presentadas contra la ley 1776 de 2016, que crea las zonas de interés y desarrollo rural, económico y social. La demanda fue presentada por 13 organizaciones del Caribe Colombiano, lideradas principalmente por mujeres que confluyen en el Espacio de Articulación de Organizaciones y mujeres de la Región Caribe.

Para el gobierno nacional, las zidres constituyen una oportunidad para integrar zonas apartadas de los centros urbanos, y con altos niveles de pobreza a dinámicas del desarrollo. No obstante, diversos sectores en el país, manifestaron su desacuerdo con esta normativa, advirtiendo sobre los nocivos efectos que podía acarrear la implementación de la misma para los derechos de campesinos y campesinas.

Una de dichas manifestaciones fueron las numerosas demandas de inconstitucionalidad que se promovieron contra las Zidres. La presentada por el espacio de Articulación se caracteriza por identificar las afectaciones de género, y la pérdida de autonomía territorial de los entes administrativos, que acarrea la implementación de la ley demandada, principalmente en territorios como la región caribe.

En el marco de la campaña “Queremos Campo Sin Ley Zidres”, promovida por el Espacio de Articulación de Organizaciones y Mujeres de la Región Caribe, en respaldo a la declaratoria de inconstitucionalidad de la controversial ley, también se circulan números mensajes por redes sociales, a través de los Hashtags #QueremosCampoSinLeyZidres #CorteNoLeFalleALasMujeresCampesinas #CorteNoLeFalleALasRegiones que visibilizan el respaldo de diferentes sectores de la región, principalmente mujeres, con el que cuenta esta importante iniciativa de incidencia jurídica.

En la demanda presentada, la inconstitucionalidad de la norma se formula en tres cargos que plantean:

1. La desconfiguración del régimen establecido a nivel constitucional para garantizar el derecho a la tierra de campesinos y campesinas, dentro del cual se trasladan importantes funciones estatales a los particulares promotores de las ZIDRES, promoviendo un modelo

de asociatividad entre empresarios y campesinos que resta autonomía a estos últimos y modifica las condiciones de la pequeña producción agrícola, creando relaciones asimétricas a favor de la agroindustria, entre estas, que posiblemente, a partir de la implementación de esta ley, él número de hectáreas de tierra al servicio de la agroindustria va a ser mayor, mientras que el número de hectáreas de tierras disponibles para ser adjudicadas a campesinos y campesinas disminuirá.

2. La ausencia de acciones afirmativas que contribuyan a eliminar las barreras de acceso a la propiedad, uso, control y protección de la tierra para las mujeres rurales, lo cual constituye una violación a su derecho a la igualdad, en términos de la obligatoriedad que plantea la constitución política para dichas acciones, cuando se trata de sujetos en especial condición de vulnerabilidad, como es el caso de tal grupo poblacional.

3. Un retroceso en la consolidación de los principios de autonomía territorial y descentralización administrativa, al formularse una estrategia de ordenamiento territorial desde el nivel central de la administración para la identificación y delimitación de las zidres, que desconoce las competencias de los entes territoriales.

Alberto Rojas Ríos es el magistrado ponente, y se espera que la Corte Constitucional adopte el fallo hacia el 22 de Mayo, cuando se verifica el plazo máximo con el que cuenta este tribunal para proferir una decisión.

Para vincularse a la campaña, las y los interesados pueden circular sus mensajes de respaldo en Twitter y Facebook, usando los hashtags #QueremosCampoSinZidres #CorteNoLeFalleALasMujeresCampesinas #CorteNoLeFalleALasRegiones