El gobierno venezolano decidió de cobrar la gasolina que se comercializa en la frontera en la moneda virtual.

Moneda Petro
Inicia a la preventa del Petro, la moneda virtual creada por el gobierno de Maduro
AFP

Henry Ruiz, presidente Ejecutivo de Fendipetróleo, gremio que reúne a los distribuidores minoristas de combustibles, afirmó que la decisión del gobierno de Venezuela de cobrar la gasolina que se comercializa en la frontera en la moneda virtual Petro, no afectará a las estaciones de gasolinas colombianas pero sí tendrá un impacto directo en el contrabando de combustible. 

El dirigente gremial manifestó que las personas que compren gasolina en territorio venezolano podrían tener una afectación en su bolsillo, debido a que se podría encarecer el costo del combustibles del lado venezolano, pero no tendrá mucho efecto en Colombia, ya que en el país este tipo de moneda son ilegales. 

"La situación que se vive en la frontera con Venezuela no es por la criptomoneda, es por las bandas delincuenciales que están trayendo combustible de contrabando y que han hecho que las estaciones de servicio en los negocios debidamente constituidos, bajen de su consumo",  señaló Ruiz. 

Manifestó que el fenómeno del contrabando es el que ha impactado la economía de la zona fronteriza "ya que hace algunos años se consumían 10 millones de galones y esta proporción ha bajado a 5 millones, lo que a todas luces demuestra el impacto". 

"La situación con respecto al Petro es lo van a utilizar quienes vayan a comprar combustible al otro lado, pero de este lado estas moneda no están autorizadas, entonces nosotros no las recibimos pero el que vaya allá a comprar con petros, tiene que responsabilizarse; qué afecta las estaciones sí claro que afecta, porque el contrabando sigue entrando", expresó. 

Y es que el Petro tuvo como precio base US$60 que es lo que cuesta en promedio un barril de crudo en los mercados internacionales. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido