A cuatro meses de la polémica por la suspensión de una licencia ambiental para la petrolera Hupecol, que pretendía explorar crudo en inmediaciones del Parque Natural de La Macarena (Meta), la empresa Hocol anunció que alista una actividad similar pero en la parte norte de este ecosistema. Así lo señaló el presidente de la compañía, Guillermo Fonseca, quien dijo que "se garantizará que no va a haber problemas ambientales porque nos vamos a acoger a todas las restricciones y lineamientos de las licencias y permisos que ya tenemos, ya contamos con la licencia ambiental de la Anla y contamos con los permisos de Cormacarena, lo cual nos da claras guías de las limitaciones y pautas que tenemos que seguir para realizar la actividad". El directivo indicó que la exploración se realizará en cercanías a los municipios de San Juan de Arama y Vistahermosa. Esta exploración busca garantizar la producción petrolera para esta empresa para los próximos 10 años. Recalcó que el proyecto cuenta con licencia ambiental desde el año 2014 y reafirmó que está ubicado en una zona en la cuál está permitida la actividad de hidrocarburos desde el año 1989. La inversión en los estudios de exploración de el pozo Pegaso asciende a más de 42 millones de dólares. La proyección del pozo es de un potencial de más de 120 millones de barriles de crudo pesado. Indicó que a diferencia de Hupecol, el pozo en cuestión está ubicado en la parte norte de La Macarena, lejos de "lo que se conoce como el Área de Manejo Especial de la Macarena (AMEM) y en esta parte norte la actividad exploratoria es permitida precisamente por ese distrito especial establecido por Cormacarena".