Cargando contenido

Obras de navegabilidad en el río Magdalena pone en riesgo el futuro de miles de pescadores

Río Magdalena
Colprensa

Un informe de la Universidad Nacional lanzó una advertencia a las autoridades que intervienen en las obras de navegabilidad que se tienen proyectadas sobre el río Magdalena, para que midan estrictamente el impacto ambiental que esto podría traer sobre el afluente, y económico en miles de familias de pescadores.

Este estudio fue presentado por Rocío Del Valle, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia, quien aseguró que “alterar la dinámica del caudal del principal afluente del país, afectaría a unos 42 mil pescadores, quienes temen las restricciones de acceso al río ya que no cuentan con títulos de propiedad de las riberas, a pesar de que son un bien público”.

Esta experta sostuvo que aunque al momento no hay obras de gran envergadura sobre el río Magdalena, para garantizar su navegabilidad, es necesario tener en cuenta que el pasado mes de febrero se abrió la licitación para el mantenimiento del canal de acceso al Puerto de Barranquilla, la cual se espera esté adjudicada para el mes de mayo.

“En la medida en que se fija el cauce se restringe que el agua pueda cambiar de curso, además de aplicar concreto por los lados. Tales factores alteran la dinámica natural del río, razón por la cual este proyecto no es sostenible para el afluente”, menciona la investigadora.

El informe de la Universidad Nacional sostiene que es complejo desarrollar este proyecto sin afectar a los pescadores y al ecosistema, a lo que se suma el conflicto con la minería, puesto que muchos de los que impulsan estas obras son los mismos que extraen minerales y carbón.

“Un caso particular es el de Gamarra, Cesar, donde cerca de un playón frecuentado por los pescadores se está pensando establecer un puerto enorme, más grande que los de la rivera del Magdalena, lo que implicaría la compra de predios, además de militarizar la zona”, señala la bióloga.

RCN Radio consultó a la Corporación Autónoma Regional del Río Magdalena (Cormagdalena), sobre esta alerta y desde allí se indicó que pese a que por el momento no se está realizando obras, todos los trabajos que se ejecutaron y ejecutarán sobre este afluente, cuentan con los análisis de sus expertos ambientales, al tiempo que resaltó que también poseen las licencias ambientales necesarias.

No obstante, el estudio de la Universidad Nacional indicó “que si se está pensando en una opción multimodalidad, la idea es que se hagan estudios que permitan ver en qué épocas del año y en qué condiciones el río es navegable para los intereses particulares de los que están promoviendo este proyecto y así realizar exportaciones en una época determinada del año sin alterar las dinámicas del río”.

Ante esto Cormagdalena manifestó que de igual forma, tal y como lo ordena la ley, se han realizado las consultas previas con las comunidades en las que se recogieron todas sus inquietudes, con el fin de que estos proyectos generen el menor impacto social y ambiental posible.


 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido