Fuentes de la Superintendencia de Sociedades revelaron que la multinacional Odebrecht no fue tenida en cuenta en el listado de las 1.000 empresas más grandes del país debido a que el revisor fiscal no dio el visto bueno a sus estados financieros.


Según explicó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, el listado de las 1.000 empresas más importantes se hace "con base en la información financiera que entreguen a tiempo estas compañías".


Indicó que las empresas que no entreguen sus estados financieros en el tiempo reservado para ello pueden hacerse acreedoras a multas millonarias de acuerdo con la normatividad nacional.


"El nivel de efectividad es el 92%, es decir, que el 8% de las empresas no presentaron sus balances financieros. Pero sí es claro que quienes no presenten oportunamente la información pueden someterse a las sanciones que están previstas en la ley que pueden ser multas sucesivas que puede imponer la Superintendencia", indicó.


Cabe recordar que Odebrecht está envuelta en un escándalo por pago de millonarios sobornos a funcionarios del Gobierno para quedarse con proyectos viales como la Ruta del Sol tramo II, entre otros.