Fuentes de Ecopetrol manifestaron de nuevo su preocupación debido a que completan ya 63 días en los que el bombeo del Oleoducto Caño Limón Coveñas está paralizado. Todo por cuenta de los 40 ataques terroristas que se han registrado este año, y por las 28 válvulas ilícitas halladas en varios tramos de esta infraestructura. Las fuentes señalaron que los ataques se han presentado en departamentos como Arauca, Norte de Santander, Boyacá y Meta. "Los atentados y la instalación de conexiones ilícitas a lo largo del oleoducto han dejado una afectación ambiental de 13.300 metros cuadrados en 2017. Con corte al mes de mayo, estas acciones ilegales han provocado el derrame de 11.064 barriles de petróleo y el hurto asciende a 100.000 barriles", reveló la compañía. Según un reciente informe de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), la producción de crudo en Colombia será de 850.000 barriles de promedio diario, 5% menos que la registrada en 2016, que fue de 885.000 barriles de petróleo por día. Esto debido a los constantes ataques contra la infraestructura petrolera, por parte de los grupo armados ilegales, en especial el ELN.