La Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación de los bienes de cuatro altos directivos de la firma Estraval, involucrados en captación ilegal, dentro del sonado escándalo de las libranzas.

Fuentes del organismo revelaron que "se trata de Ángela Marina Daza Saavedra, José Iván Castiblanco Fúquene, Pedro Harold Carvajal Gonzáles y Alexander Mondragón Vásquez" .

Según las fuentes, "estas personas fueron intervenidas al comprobarse que cumplían un rol fundamental en las Actividades de captación de Estraval S.A" .

Las fuentes explicaron que, la Superintendencia de Sociedades decretó además el embargo y secuestro de todos los bienes de las personas mencionadas.

"Además ordenó a los bancos congelar sus cuentas y reportar a este organismo de control los saldos que tengan", señalaron las fuentes.

Con esta medida, ya son cerca de 100 las personas y empresas intervenidas por captación ilícita en el caso Estraval.

Según las autoridades, los dineros que se perdieron por cuenta de esta estafa, superan el medio billón de pesos.

Las fuentes apuntaron que "en todo el expediente de las libranzas se contabilizan más de 10 mil reclamantes".