Cargando contenido

El Superintendente de Industria y Comercio indicó que la investigación por la reventa duró cerca de 10 meses.

Pablo Felipe Robledo
Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio.
Foto: Colprensa

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) formuló pliego de cargos a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), las empresas Ticketshop y Ticketya por haber planeado una estrategia que habría dado como resultado la desviación masiva de boletas con fines de reventa para los partidos de fútbol disputados por la Selección Colombia en su condición de local en la ciudad de Barranquilla en el marco de la Eliminatoria al Mundial Rusia 2018.

La investigación por estas irregularidades también cobija al expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya -procesado actualmente en los Estados Unidos por el escándalo del Fifagate-, el actual presidente de la FCF, Ramón Jesurún; los miembros del Comité Ejecutivo de la FCF: Álvaro González, Jorge Perdomo, Alejandro Hernández, Claudio Cogollo, y Elkin Arce; el director jurídico de la FCF, Andrés Tamayo y el exdirector general de la FCF Rodrigo Cobo.

En diálogo con RCN Radio, el Superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo explicó cómo fue la investigación en contra de la Federación y las empresas que ganaron el proceso de licitación para la venta de la boletería para los partidos del conjunto tricolor en las eliminatorias. 

 

 

 

"La Federación fue complaciente con la reventa de las boletas y no hizo nada para evitarlo", indicó Robledo. El Superintendente indicó que más de 42 boletas en ocho partidos de la Eliminatoria que fueron desviadas masivamente para su reventa.

"Siendo presidente Luis Bedoya, se abrió un proceso de licitación privada para seleccionar al operador y desde el principio hubo un direccionamiento del contrato hacia Ticketshop", indicó Robledo.

De acuerdo al funcionario, la historia de la reventa de boletería empieza con Rodrigo Rendón, presidente de Real Cartagena, quien se acercó a algunos operadores para proponer el negocio de la reventa.

El Superintendente afirmó que Rendón fue primero donde el operador Tuboleta, empresa que se negó a la reventa de la boletería: "Después fue donde Ticketshop que sí le hala al negocio y siempre él dijo que tiene seguro el contrato" de la Federación Colombiana de Fútbol.

"La propuesta de Ticketshop era irracional desde el punto de vista económico. De sólo leerla se sabía que la plata la iban a sacar no de la venta, sino de de la reventa, porque esa propuesta implicaba tener un promedio de ocupación del 80% del estadio en todos los partidos y no tenía ninguna racionalidad distinta a que la forma de conseguir esos recursos era a punta de reventa", indicó Robledo.

Para Robledo, la Federación Colombiana de Fútbol fue "complaciente y conocedora que se estaban revendiendo las boletas pero no hizo nada para evitarlo".

La Superintendencia de Industria y Comercio señala que  la boletería se habría vendido con un sobrecosto del 150%, lo que daría 21 mil millones de pesos: "restando el valor de la boleta estamos hablando de una utilidad cercano a los 13 mil millones de pesos".

Por último, Pablo Felipe Robledo aclaró que Tecnoglas no hacía parte del grupo de revendedores. 

- La investigación-

La SIC indicó que la investigación cuenta con la participación de la empresa Ticketshop y sus directivos, quienes voluntariamente brindaron contratos, documentos, correos electrónicos, mensajes de Whatsapp, informes de liquidación, entre otra información que sirvió para adelantar la indagación.

Además, esta empresa "solicitó su ingreso al Programa de Beneficios por Colaboración".

Según el Superintendente, Pablo Felipe Robledo “la entidad pudo comprobar que el precio de taquilla (valor nominal) de las 42.221 boletas desviadas masivamente con fines de reventa equivale a una suma superior a los $8.700 millones y que en un escenario conservador estimado con base en las pruebas que obran en el expediente, sobre los valores en que Ticket Ya revendía las boletas en el primer eslabón de reventa, esas 42.221 boletas hubiesen podido generar ingresos a los revendedores integrantes del autodenominado 'Grupo / Socios Ticket ya' en el primer eslabón de reventa por más de $21.800 millones, aproximadamente con una utilidad de más de 13 mil  millones de pesos”.

La SuperComercio también conoció e informó las tres fases de operación de las personas (jurídicas o naturales) para realizar el desvío masivo de boleta con fines de reventa en los partidos de eliminatoria de la Selección Colombia.

Tras el anuncio de la Superintendencia de Industria y Comercio, sobre la formulación de pliego de cargos contra altos directivos de la Federación Colombiana de Fútbol y otros dirigentes del fútbol colombiano, la FCF manifestó su colaboración con las autoridades para resolver, lo más pronto posible, la investigación.

"Respetamos y acatamos siempre las decisiones que sean tomadas por las autoridades. Tenemos la tranquilidad de que desde el principio de este proceso hemos colaborado para que se resuelva esta investigación lo antes posible en beneficio de todos los interesados y, en especial, en beneficio del fútbol colombiano”.

Superindentente sobre investigación de reventa de boletería

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido