La Federación de Productores de Papa rechazó las peticiones reiteradas que ha hecho la industria al Gobierno para importar papa fresca, argumentando que no hay suficiente oferta en el país. Fedepapa denunció que, a pesar de tener el respaldo del Ministerio de Agricultura, la industria "aborda el tema por donde les compete, por el Ministerio de Comercio y de ahí al Ministerio de la Presidencia, pero el ministro de Agricultura no nos ha apoyado". En este sentido, José Manuel García, presidente de Fedepapa, aseguró que el país produce 2,7 millones de toneladas anuales, con lo que se puede satisfacer la demanda del país. Explicó García que "de la producción total del país, la industria consume el 8 % de esa cantidad, el resto es consumo fresco en abastos y supermercados". "Se viene hablando de la importación de papa precocida, es legal y ha venido desplazando áreas de cultivo. Sin embargo, las industrias le han pedido al Gobierno la importación de papa en fresco. Hemos ido entregando información sobre la producción a la industria", completó. Expresó el líder gremial que los riesgos de permitir una importación de papa fresca estarían relacionados con las condiciones sanitarias de este producto, además de una especulación de precios que afectaría a los campesinos. "También se verán afectados en su aspecto social, desencadenado por la afectación económico, porque la papa es motor económico en los municipios donde se siembra", concluyó el presidente de Fedepapa.