Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Trabajadores de la construcción
Trabajadores de la construcción.
Colprensa

De acuerdo con las cifras más recientes de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) en total, las pérdidas ascienden a los $3,1 billones de inversión y $1,5 billones del valor agregado que el sector edificador le aporta a la economía nacional, esto por cuenta de los 28 días de Paro Nacional. 

Al respecto, la presidente de Camacol, Sandra Forero, afirmó que “nos duele ver cómo esta situación está violentando el derecho al trabajo de miles de ciudadanos en Colombia. A la fecha tenemos una afectación directa de 850.000 trabajadores del sector de la construcción, a quienes les ha sido imposible llegar a sus lugares de trabajo o se han visto agredidos cuando intentan movilizarse hasta las obras”.  

Le puede interesar: Entre uno y cinco puestos de trabajo estarían en riesgo por cuenta del paro nacional

A renglón seguido, dijo que “lo más crítico es que cada día que transcurre, de bloqueos y cierres en las vías, pone en riesgo la sostenibilidad de 31.000 empleos adicionales en un sector que fue capaz de atender el llamado a la reactivación económica después de los estragos causados por la pandemia”.  

Según las cifras del gremio, desde el punto de vista económico, 1.710 proyectos constructivos se han visto afectados. Eso quiere decir que ocho de cada diez proyectos han frenado o paralizado su ritmo de ejecución. La inversión estimada de los proyectos afectados equivale a 1.7 puntos porcentuales del PIB.  

“En el canal de abastecimiento se han frenado los despachos y provisión en más 36 sectores productivos, comerciales y de servicios de los cuales se demandan insumos para la construcción de los proyectos. Eso representa la mitad del aparato productivo del país”, señaló Forero.  

Lea también: Póliza para amparar vehículos públicos y de carga por daños en paro cubrirá 100% de pérdidas

Por otra parte, destacó que “el impacto llega no solo a sectores de gran escala como la producción de acero, concreto, químicos y de mampostería en general, sino también al canal de ferreterías, distribución minorista, mobiliario, y cerca de 300.000 unidades productivas y micronegocios dedicados a los acabados y terminaciones en los proyectos de construcción”.    

“Como si fuera poco, esta situación también impacta negativamente el acceso oportuno a la vivienda formal y a la inversión de 730.000 hogares. El cierre de las obras y el desabastecimiento de insumos para el sector, producto de los persistentes bloqueos a lo largo de todo el país, son un freno al desarrollo de 211.000 nuevas viviendas”, concluyó Forero. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.