Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

permiso para empresas en Neiva
cortesía: Alcaldía de Neiva

Una reciente encuesta realizada por Confecámaras sobre los efectos de la pandemia en las empresas reveló que pese a las restricciones generadas el 63,2% de los empresarios indicó que ha mantenido su planta de personal, el 33% la disminuyó y el 3,8% la aumentó.

Según la encuesta del gremio, “el 63% de los empresarios ha utilizado las redes sociales, internet, marketplace y domicilios como sus canales de venta, además del presencial”.

De otro lado, el 50,6% de los empresarios destinó hasta el 20% de sus ingresos para adaptar los protocolos de bioseguridad y el 20,5% hasta el 40% de sus ingresos con el fin de retomar y mantener su actividad comercial.

El 93.5% de los empresarios encuestados afirmó que ha accedido a programas de apoyo de las Cámaras de Comercio, diseñados para apoyarlos en su reactivación y fortalecimiento en el marco de la pandemia, y que se aplican en todas las regiones del país.

“Durante 2020, las Cámaras de Comercio prestaron 815.900 servicios de apoyo para la reactivación económica del tejido empresarial del país, a través de programas de formalización, emprendimiento, productividad, innovación, digitalización e implementación de protocolos de bioseguridad, entre otros. Durante 2021 las Cámaras de Comercio siguen trabajando hombro a hombro con los empresarios en estrategias y servicios para su fortalecimiento”, dijo Julián Domínguez presidente de Confecámaras.

Si bien los empresarios están poniendo de su parte, el 90% de los encuestados no está en la capacidad financiera y productiva para soportar nuevos cierres, mientras que el 52,8% de los empresarios afirman que se verían obligados a disminuir su planta de personal en caso de nuevos cierres y el 86,3% aseguró que sus ventas disminuirían.

 “Es necesario garantizar que los empresarios puedan seguir operando, conservar los empleos y generar nuevos puestos de trabajo. Hemos insistido en que no se debe entrar en el falso dilema que la salud conspira contra las empresas, ni las empresas contra la salud. Es posible mantener el sector empresarial abierto y al tiempo exigir el cumplimiento de protocolos”, puntualizó Julián Domínguez. 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.